Telf: 957 46 36 22

Firma electrónica, digital y digitalizada

Firma digitalizadaAunque creamos que cuando estamos hablando de firma electrónica, firma digital y firma digitalizada estamos hablando de lo mismo, no es así y por ello, en este artículo vamos a intentar explicar en qué consiste cada una.
La firma electrónica es un concepto jurídico, equivalente al de la firma manuscrita, donde una persona acepta el contenido de un mensaje electrónico a través de cualquier medio electrónico válido.
El 1 de julio de 2016 entró en vigor el Reglamento (UE) Nº 910/2014, conocido como Reglamento elDAS, es el marco normativo europeo que confiere validez jurídica a las firmas electrónicas y que establece un marco legal común para las firmas electrónicas en la Unión Europea y define y regula las firmas electrónicas en la Unión Europea como “datos en formato electrónico anexos a otros datos electrónicos o asociados de manera lógica con ellos que utiliza el firmante para firmar”.
Existen tres tipos de firmas electrónicas: firma electrónica simple, firma electrónica avanzada y firma electrónica cualificada y se diferencian principalmente por sus distintos niveles de seguridad, por su capacidad de garantizar, o no, la integridad de los documentos que se firman y por su capacidad de identificar, o no, al firmante.
Dentro de la firma electrónica avanzada y de la firma electrónica cualificada nos podemos encontrar la firma digital, la cual es una parte fundamental de estas dos firmas pero no de la firma simple.
La firma digital consiste en un mecanismo denso criptográfico que permite al receptor de un mensaje firmado digitalmente identificar a la entidad originadora de dicho mensaje (autenticación de origen y no repudio) y confirmar que el mensaje no ha sido alterado desde que fue firmado por el originador (integridad).
La firma digital tiene carácter legal pero no tiene naturaleza jurídica, en el sentido de que su objetivo no es dar fe de un acto de voluntad por parte del firmante, sino tan sólo encriptar los datos de un documento para conferirle mayor seguridad.
Mientras que la firma digital se considera dentro de la firma electrónica avanzada y la firma electrónica cualificada, en otro lado nos encontramos la firma digitalizada, la cual se considera firma electrónica simple y también es legal pero, no ofrece ninguna garantía respecto a la entidad del firmante.
La firma digitalizada es la conversión del trazo de una firma en una imagen. Para obtener la firma digitalizada es necesario realizarla sobre un papel y escanearla.
Las firmas electrónicas ofrecen seguridad y respaldo legal. En el caso de las firmas electrónicas avanzadas y cualificadas, además de identificar al firmante de forma única, garantizan la integridad de la información contenida en el mensaje o documento.
En Fersoft contamos con la opción de firma digitalizada en todos nuestros programas para facilitar a las empresas la gestión de la misma ya que simplifica el proceso de obtención de la firma y la búsqueda de documentos, puesto que ya sólo se tendría que buscar el documento en el sistema informático.
Gran parte de los procesos internos en los que sea necesaria la firma (autorizaciones, recibos, pedidos, contratos…) podrán llevarse a cabo sin imprimir el documento en papel y sin necesitar almacenar físicamente los documentos.
Mediante la firma digitalizada en alguna de sus variantes (simple, avanzada o FMDA) se evita el uso del papel, al tiempo que se respeta la experiencia de usuario de la firma convencional. Se gestionan documentos electrónicos sin necesidad de que el usuario firmante haga uso de claves, certificado, clave o sistemas que puedan suponer una barrera de adopción.

Ultimas Noticias

Suscríbete para recibir las últimas noticias

y poder así estar informado siempre de todo

¿Quieres recibir información de consejos, tutoriales, ofertas y noticias de actualidad? Suscríbete a nuestra Newsletter y te iremos informando de toda la información.

Acepto la política de privacidad y protección de datos

En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado de facturación a clientes y gestionar la relación mercantil con proveedores. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.
El interesado ha sido informado para ser incluido en el mencionado tratamiento, haciéndose responsables de la veracidad de los mismos y las modificaciones que sufran en el futuro. En cuanto a la legitimación del tratamiento estará regulada por el RD 1619/2012, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación y por el interés legítimo del responsable.
Si lo desea, puede dirigirse a la empresa con el fin de ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos y la limitación u oposición a su tratamiento enviando un email a sat@fersoft.es.
Por otro lado, si lo ha facilitado, tendrá derecho a retirar el consentimiento prestado y el derecho a reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos.
Las categorías de datos que se tratan son datos de identificación, direcciones postales o electrónicas, información comercial, datos económicos y no se tratan datos especialmente protegidos. El origen de los datos es por el propio interesado o su representante legal o personas diferentes al afectado. Los colectivos interesados serán los clientes, y personas de contacto.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar